CAMBIOS GENÉTICOS

Cada especie, ya sea vegetal o animal, se mantiene inmodificada mientras no cambia la estructura de su ADN (ácido desoxiribo nucleico), el responsable de la organización de las células, los tejidos y los órganos  en los organismos que los componen -en su formación y en su reproducción-. El tal ácido es una molécula de gran tamaño compuesto de una doble élice o espiral, en la cual las dos ramas están unidas por pequeños radicales –cuatro y siempre los mismos- que se ordenan y alternan de distintas formas. La cadena es lineal –no ramificada-. Dichas moléculas de ADN se combinan para constituir los cromosomas que intervienen en la formación y la división celular .

Desde el punto de vista del presente trabajo lo que importa es que en las células (unidades básicas de los seres vivientes) hay elementos reguladores estables que determinan la transmisión hereditaria de unos a otros en la reproducción.