CARBONO RADIOACTIVO

El carbono radioactivo C.14 se utiliza en la datación de yacimientos arqueológicos y de restos animales. Las plantas absorben dióxido de carbono de la atmósfera, donde la proporción entre el carbono común y el radioactivo es constante. En consecuencia, las plantas tienen  una proporción constante de ambas formas mientras absorben dióxido de carbono atmosférico.  Esto es mientras están vivas, y a partir del momento en que mueren, la proporción del C14 disminuye por desintegración radioactiva. Los animales incorporan el C14 por ingestión de plantas. Conociendo el período de semidesintegración del isótopo radioactivo se puede establecer una datación hasta de un período de 40.000 años antes del presente.