EXPLOSIÓN DEMOGRÀFICA


Las primeras colectividades de agricultores y ganaderos, formadas en el Neolítico, estaban formadas por pequeños grupos humanos de familias ampliadas, clanes y tribus,  que durante decenas de siglos fueron desarrollando una cultura que fue dominante  desde el comienzo del dicho  Neolítico y duró hasta la Revolución Urbana,  o sea, durante no menos de 10.000 años. 
Pero con la aparición de esta nueva revolución, la nueva organización esclavista permitió el aumento explosivo de la población, ya sea por aumento vegetativo o por atracción de los
centros conformados, y las poblaciones así agrupadas crecieron rápidamente.