INCIO
PRESENTACIÓN

BLOQUE 1:
 LAS BASES DEL SISTEMA
BLOQUE 2: 
CONCEPCIONES DISCUTIBLES
BLOQUE 3:
PROPUESTAS ACTUALES
BLOQUE 4:
HACIA EL CAMBIO

    PRESENTACIÓN


El nombre de esta página puede inducir a pensar que sea producto de la superficialidad o la improvisación.
Lo principal que pretendemos es tan solo ayudar a romper la inercia derrotista de quien siente o teme que ya nada pueda cambiarse, que hay demasiada gente, que se ha implicado mucho en la forma en que se nos ha inducido a vivir, que los intereses creados son demasiado grandes, que...
También pretendemos ayudar a romper la sensación de impotencia que dejó el fracaso del siglo XX en su afán de llevar a la práctica las ilusiones del anterior, llevando huérfanas de ellas ya más de cuatro lustros.  ¿Son pocos?  Quizás sí, pero frente a los retos y los riesgos, pueden ser también demasiados.  De todas formas, si para encontrar caminos válidos hay que retroceder y lo que está por hacerse es de corto aliento, ¿sería mejor esperar a que apareciese algún nuevo Ser superior menos puntitivo y más auxiliador?



Otras especies lo hacen mejor, en el marco de sus posiblilidades: las aves, los castores, las hormigas, las abejas...  Los humanos aún no hemos aprendido a hacerlo así, y nos matamos, nos torturamos, nos imponemos y mandamos los unos a los otros...



Pero aún quedan datos alentadores: la crítica no ha cesado mientras las soluciones posibles dentro del Sistema dominante no satisfacen más que a quienes tienen el Poder.  Quizás haya que sufrir aún algún otro empuje imperialista, como hicieron el sistema esclavista de los siglos anteriores a la era actual, y el absolutista en el XVI.  Pero ambos fracasaron, como esperamos que pase con este que parece querer imponerse ahora con una nueva etiqueta: "globalización".
Sea como sea, la intención humana de organizarse procurando mayores niveles de armonía, en contraposición a la competencia y el enfrentamiento, sigue siendo constante, y aun más persistente que en los sistemas ya ensayados.  Quizás parezca prematuro pensar en otros nuevos, pero el tiempo no se detiene y si hay algo aprovechable para hacer en esa dirección, mejor no perder la oportunidad, que después podría ser demasiado tarde.

La incapacidad del sistema dominante actual para atender las necesidades biológicas de grandes porciones de población mundial, se complementa ahora con la catástrofe ambiental y ecológica en ciernes. También parece incapacitado para solucionarlo debido a su rechazo a toda actitud que pueda interferir con el mandato del mercado y la desmedida tendencia a acumular propiedad individual.




La preocupación que mueve la oferta de esta página no es pues, solo, la de atender principios éticos o ideológicos basados en la solidaridad o el humanismo, sino también la de ayudar a enfrentar ese fundado temor a la caída en una pendiente degenerativa que termine por resultar irreversible, sin que hay ninguna otra propuesta.
Aquí se podran encontrar conocimientos, opiniones e ideas que persiguen ese fin, después de haber reconocido que aquello que brilla no llega más que a unos pocos, mientras que a las mayorías no les llega otra cosa que el brillo mismo; y también romper esa sensación tan generalizada de que frente a tanto brillo cegador, todo intento para sustituirlo sería inútil.
No pretendemos seguir acumulando crítica al sistema actual, que ya hay muchos que afortunadamente se dedican a eso, ni encontrar paliativos a sus más insoportables aberraciones, porque entendemos que sin ir al fondo del problema, lo que hoy se corrige mañana vuelve a aparecer.
Y pensamos que cualquier cambio, para que sea "de verdad", no llegará sino en el esfuerzo tesonero y paciente de una nueva cultura, sin vanguardismos ni estructuras piramidales como las que hoy tenemos que soportar.



Después del violento intento liberador de Espartaco en los años 70 a.c., que terminó en un genocidio; de las imaginativas construcciones de Moro y Campanella en los siglos XVI y XVII, que terminaron en el cadalso; de las soluciones que, pretendiendo basarse en los análisis de Marx y Engels, terminaron en una traición... pensamos que el ser humano no dejará, por su naturaleza, de buscar solución a sus problemas, y este es uno bien gordo, quizás por haber sido generado por él mismo mientras buscaba solucionar otros.


También entendemos que sería bueno acometerlo de forma colectiva, método que ahora, con la ayuda de estas nuevas tecnologías, podría ser considerablemente más fácil.  Cualquiera pueda abrir una página web.  De lo que se trata es de exponer ideas y crear las condiciones para que puedan ser filtradas, recogiendo así lo que eventualmente pueda valer.
Hay muchos y muchas que, ya sea individual o colectivamente, viven más o menos organizados de acuerdo con sus propias ideas,  pero es necesario un núcleo de concepciones veraces, firmes y generalizables para enfrentar el poder de quienes disponen de los medios para imponer su voluntad egoísta, autoritaria y clasista.